Alys Kylance

Ir abajo

Alys Kylance

Mensaje  Alys Kylance el Jue Oct 07, 2010 11:24 pm

Nombre: Alys
Apellido: Kylance
Mote: Al, Lys.
Edad: 21
Sexo: mujer.
Fecha de nacimiento: 11 de Noviembre.

Profesión: Consejera del capo de la mafia, no trabaja de nada "convencional" para que la gente y especialmente la policía no la encuentren.

Descripción física: Normalmente lleva el pelo corto y moreno, algo descabellado, pero otras pocas veces lo lleva largo y recogido en dos coletas con lazos rojos. Ese cambio viene a que conoce cierto peluquero que tiene el poder de hacer crecer o acortar el pelo de la gente. Ojos un poco rasgados y rojos sangre. De piel tirando a morena. Su expresión normal es la de malhumor, o simplemente de inexpresión. Mantiene su cuerpo a ralla, por lo que en cierto modo puede presumir de cuerpo, aunque sea lo último que hace. Tiene pechos grandes y piernas largas, pero al vestir ropas más bien anchas, todo queda disimulado. Tiene cuatro cicatrices en cada brazo, como si en estos le hubieran traspasado los brazos con algo. También le falta el dedo meñique de su mano izquierda y medio del anular por culpa de un accidente.
Descripción psicológica: Cerrada y antisocial. Poco habladora y de mirada desconfiada. Le cuesta un poco tomar la iniciativa cuando se trata de hablar. Por otro lado, es más bien violenta, reacciona a golpes cuando algo o alguien la sorprende. Odia el contacto físico cuando no se trata de pelearse con alguien, por lo que también suele reaccionar mal. Siempre está metida en problemas, por lo que las peleas es uno de sus pasatiempos. Tiene cierto miedo a los hombres, por lo que confiará antes en la palabra de una mujer.

Habilidades: Control del fuego: Puede controlar el fuego a su voluntad, hacer aparecer uno desde su cuerpo o a distancia, por consecuencia, también puede controlar uno ya existente. Es inmune al fuego. Aun así, recibe daño igual que una persona normal, es decir, por mucho que su cuerpo se encienda, sigue teniendo forma y masa.
Dentro de ese poder, tiene 5 tipos de fuego a controlar. El fuego verde, el azul, el convencional, el oscuro y el blanco, de más débil a más poderoso respectivamente. Puede controlar a la perfección los cuatro primeros, pero el ultimo no sabe ni como utilizarlo, a parte de que no es inmune a él.
Debilidades: Por pura lógica, el agua, este le anula el poder. Por otra parte, es alérgica a los gatos, no los puede ver.

Gustos: Los perros, los adora desde el momento en que estos ahuyentan a los gatos. Por otra parte, le gusta la tranquilidad y poder dormir sin que nada ni nadie la moleste.
Disgustos: Los desconocidos, los gatos, los sitios con demasiada gente y el agua. Tampoco le gusta demasiado su pelo largo, por lo que siempre lo lleva corto y solo deja que el peluquero se lo alargue en algunos casos puntuales.

Otros: Si alguien viera una foto de cuando era pequeña y otra de la actualidad, nunca pensaría que es la misma persona.
Es buscada por la policía, por lo que alguna veces, cuando va a Amethyst Land, se viste con capucha.
Tiene un hijo de cuando la violaron en el reformatorio, pero tres tenerlo, se lo quitaron y le borraron el recuerdo, así que ahora no tiene ni idea de eso.

Historia: Nació fuera de la región de Seventh Glade, en un país que se limitaba a una isla de tamaño medio. Tuvo una vida normal con sus padres durante años, creciendo como una chica normal a la que todo en la vida le iba bien. Siempre llevaba el pelo largo, cogido en dos coletas bajas con lazos rojos y liso. Le encantaba llevar vestidos y aunque era algo cerrada, podía gozar de tener un grupo de amigos. Se podría decir que vivía en un entorno feliz en el que no imaginaba que las cosas a su alrededor pudieran llegar a cambiar tanto.

A sus 14 años, en un día que llovía a horrores, mientras Alys y su madre volvían de vete a saber tu donde, con tren, este descarriló por el mal tiempo. Hubieron muchos muertos, pero ella y su madre fueron rescatados a tiempo, al igual que algunos otros pasajeros. En el hospital, todo parecía ir bien, tanto ella como su madre estaban fuera de peligro y en unas dos semanas les darían el alta, pero por un error estúpido de los médicos, la madre de Alys empeoró en pocas horas escandalosamente y terminó muriendo. Alys, que lo había visto todo a primerísima fila, pues estaba a la camilla de al lado, enrabió de tal forma que su poder por fin salió a luz, provocando un incendio realmente importante en el hospital, esa fue la primera vez que utilizó su poder y la última en que mostró esas llamas blancas. Por culpa de estas se quedó sin dedo meñique sin medio anular de su mano izquierda.

A partir de ahí, su padre empezó a mostrarse aun más distante de lo que normalmente ya era. Sus amigos empezaron a rumorear y a alejarse de ella por miedo a su poder tras haber visto en las notícias lo del hospital, y la policía termino por arrestarla, pero al ser menor, solo podían encerrarla en un reformatorio en Amethyst Land.

Así, en un ambiente totalmente distinto al que siempre había estado y sin el apoyo de nadie, Alys empezó a encerrarse y volverse fría, pues la gente que había allí no eran precisamente encantos de personas. Y es que eran muchas veces las que sus compañeros de aquella diminuta habitación le hacían la vida imposible por cualquier cosa, por verla como una chica débil a quien meter mano cuando había la oportunidad. Pero llegó el punto en que Alys empezó a defenderse, haciendo uso de su poder para que la dejaran en paz. Así, poco a poco, aprendió a comportarse como ellos y a devolvérselas todas.

Con el paso de los años, conoció a un par de chicos con los que hizo amistad dentro de ese ruinoso lugar. En un principio, Alys creyó que teniéndoles a ellos cerca, estar encerrada en ese lugar no sería tan malo como lo había sido hasta el momento, pues con ellos, las peleas se habían visto reducidas drásticamente. Pero esa idea cambió pasados seis meses, a sus 16 años. Esos dos chicos la cogieron por sorpresa, la ataron a una de las farolas del patio y la empaparon para que no pudiera usar su poder para deshacerse de la cuerda que sujetaba sus muñecas. Al parecer habían hecho un acuerdo con el grupo que siempre se metía con ella a cambio de que a ellos dos les dejarían en paz.

Así, Alys empezó a recibir una paliza por parte de ese grupo, pero aun podía defenderse con los pies, por lo que esos chicos terminaron por tirarla al suelo, y para que no se pudiera mover de allí, le clavaron dos barrotes en cada brazo para sujetarla al suelo. Por supuesto, esos chicos esa noche se desahogaron con ella a base de golpes e incluso la violaron en medio de ese pario en el que los seguratas del lugar preferían no entrometerse por temor a su propia seguridad.

Tras eso, Alys decidió cortarse el pelo largo que tenía, y vestir ropas anchas para que la gente no se fijara en ella y la dejaran en paz. Su rostro pasó a ser inexpresivo y sus ojos solo mostraban odio ante toda la gente de aquel odioso recinto. Aun así, varias veces volvieron a intentar hacer lo mismo, pero Alys consiguió hacerles frente a todos en todas las ocasiones, demostrando así que, o la dejaban en paz, o serían reducidos a cenizas en un abrir y cerrar de ojos.

A la que salió de aquel lugar, su destino era ir a la carcel por los problemas que había llevado esos dos ultimos años al reformatorio, pero Alys consiguió desaparecer del lugar una semana antes de que la trasladaran, dirigiéndose a Lost Souls, donde conoció al jefe de la Mafia, Stefano. En un principio mostró una gran desconfianza hacia él, pues tras lo vivido en el reformatorio, su autoseguridad era en niveles bajo cero y no se atrevía a confiar en nadie, pero poco a poco su idea sobre ese hombre fue cambiando hasta querer trabajar para él y serle útil. Así, a días de hoy, es una de las tres personas de más confianza del jefe de la mafia.

Canción:
Miku Hatsune - Tower Of Sunz
Miku Hatsune - Rolling Girl

Imagen:
Spoiler:




avatar
Alys Kylance
Mafioso

Mensajes : 243
Puntos : 253
Reputación : 0
Fecha de inscripción : 07/10/2010

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.